viernes, 13 de marzo de 2009

LA SOCIEDAD CIVIL Y LA POLÍTICA

Creo firmemente que la sociedad civil, tiene que tener su protagonismo en la vida política. Es más que necesario, tener una buena labor de interlocución entre los distintos estamentos políticos y la propia sociedad civil, tenemos que llegar a las personas que están en los movimientos estructurados, necesitamos que nos interpelen que nos proponga, que nos juzguen, que construyan junto con nosotros la nueva sociedad del siglo XXI.
Es cierto, que hay una evidente falta de credibilidad hacia los políticos y los partidos políticos, por eso, es necesario esta interlocución entre unos y otros, la cercanía, la transparencia, son herramientas necesarias para romper con esa falta de credibilidad.
Hoy más que nunca, necesitamos trabajar todos (sociedad civil y políticos) a una, pisar la realidad con coherencia y transparencia para poder dar una respuesta al mundo que nos está tocando vivir.
Un saludo

7 comentarios:

Feliciano dijo...

Amigo Vicente, me resulta difícil separar una cosa de otra, es decir, separar sociedad y política.
La política nos marca el camino, debe ser la avanzadilla de la sociedad, Pero, creo, que hay veces que cogemos a nuestros políticos en paños menores o "jugando a sus cosinas".
Siempre he pensado y hoy día más que nunca, después de ver los casos que se están dando y que en otra época hubo, que se debería de aprobar una ley que fuera muy dura con todo el político que no fuera honrado en su trabajo.
Es verdad, que todos debemos ser honrados en nuestro trabajo pero un político debe serlo, de forma especial. Si quiere bien y si no que se largue a su casa.Un corrupto empaña la labor de los demás y crea desconfianza y si algo deben de transmitir las personas que nos representan es confianza.
Un saludo

Cruz Diaz dijo...

De acuerdo Vicente, pero la política tiene que regenerarse, hay que expulsar de la esfera política los aprobechados y los malos hábitos. De acuerdo en que la politica tienen que hacerla los ciudadanos. Los politicos deben ser unicamente cauces selectivos de la voluntad, de la intervencion y de la opinion popular.

Un abrazo.

Andres de Pescueza dijo...

Vicente, los errores de un tanto por ciento escaso de políticos se pagan caros, una gran mayoría de todos los partidos son honrados, honestos, desprendidos, solidarios y generosos. Muchos pierden tiempo, familia y dinero por ser tan honrados, pero esos no salen a la luz. Un error empaña a noventa y nueve aciertos.
Creo que la sociedad civil y la política es lo mismo. Muchos ciudadanos se esconden detrás de esas dos palabras cuando son más políticos que nadie, la única diferencia es que no dan la cara.
Como principio ético habrá que mirarse uno al espejo antes de criticar de forma generalizada. la diferencia entre un político y un ciudadano de la "sociedad civil" es que el político tiene etiqueta.
Totalmente de acuerdo en expulsar de la política a quien tiene una conducta perniciosa y maligna, hacen mucho daño a las instituciones y partidos a los que representan. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Feliciano al respecto.
Me planteo una reflexión Cruz. ¿Hay que expulsar de la "sociedad civil" a los aprovechados, los corruptos y a los que generan, practican y difunden malos hábitos?. Estamos en las mismas, cuando se pasa uno de la raya, afortunadamente, nuestra sociedad tiene los mecanismos necesarios para llevar a cualquiera ante la justicia.
Como dice Vicente esto es un problema de acercamiento, de complicidad y de corresponsabilidad de todos y todas. Más responsabilidad para la clase política, de acuerdo. Pero impunidad cero para la clase "sociedad civil" en absoluto. Cada uno es responsable de lo que hace sea político declarado o político enmascarado o sea ciudadano de a pie. Salud a todos.

Cruz Diaz dijo...

Creo, Andrés, y es una mera opinión personal, que el político, y tu lo has mencionado, cuando ocupa un cargo publico con responsabilidad de gobierno, para el que ha sido elegido por los ciudadanos, adquiere , a la hora de ejercer ese cargo, una mayor responsabilidad que cualquier otro miembro de la sociedad civil.

Por supuesto que ante la ley todos somos iguales, pero, de cara a la ciudadanía hay diferentes escalafones de responsabilidad y el que ocupa una responsabilidad de gobierno tiene el maximo de responsabilidad, valga la redundancia, ante los ciudadanos que lo eligieron.

De acuerdo contigo en que la sociedad tiene mecanismos para hacer pagar ante la justicia a los politicos corruptos.

Un abrazo.

Rosario dijo...

Me parece Vicente, que no se puede separar sociedad y política.
Estoy de acuerdo que los políticos deben de ser honrados si no que se marchen a su casa.
Los políticos deben transmitir seguridad y cercanía al ciudadano.
Un besito Rosario.

Ruth dijo...

¡Buenas noches!

Mi opinión es, que primero se nace persona, luego cada cual elige su camino, su destino, y en ocasiones algunos y algunas se decantan por el mundo político, que no debería ser otro que el bien de la ciudadanía, el bienestar y la igualdad de deberes y oportunidades, velar por la ciudadanía. Pero en ocasiones, no siempre ocupa el lugar político alguien que entiende, siente y sabe cual es su deber y por los motivos sinceros con que decidió o entró en la política y en ocupar un cargo político.

La política creo que es un medio, la ciudadanía somos un hecho, un hecho creado, y la política y las personas que se dedican a ella debería ser un medio para ayudar, estar, involucrarse, escuchar, aportar y participar en cuanto necesita y repercute a la ciudadanía.

Hay algo que se siente, se lleva dentro, no se puede imponer, se tiene que querer y es el amor a las personas, el amar al prójimo como a uno mismo, y esto es algo que no falla, y ciertamente a diario vemos como hay personas que ocupan cargos políticos, que están en política y no reúnen estas condiciones, por no quererse no se quieren ni a ellos mismo, cuanto menos al que tienen al lado, o alrededor.

Pienso que debería irse, de manera honesta retirarse y no causar mas daño, no ensuciar la credibilidad de un partido, sea cual sea su ideología, las siglas a las que está afiliado y demás. Hay personas muy validas, con muchas ganas de hacer cosas, gente honesta sincera, entregada y preocupada, y en demasiadas ocasiones no pueden desarrollar su labor como quisieran, bien por intereses creados personales de estos que ocupan el lugar que no deberían, o por tener que responder incesantemente ante las situaciones que otros hacen y la responsabilidad o las explicaciones recaen en quien no corresponde.

Ánimo Vicente, porque tú puedes, y segura estoy de que lo conseguirás.

neocivis dijo...

Llego un poco tarde a la conversación, pero creo que la sociedad civil se siente traicionada, entonces de la espalda a los políticos (aunque no en todos los casos)..

Pero la verdad es que la participación ciudadana es escasa por el hecho de que los ciudadanos se cansaron de que los ninguneen.. y esto es lo que hay...

Saludos José!!
Gustablog