martes, 24 de febrero de 2009

Educar para lo verdaderamente importante

Todos sabemos, que el problema número uno de cualquier país es la educación. Hoy más que nunca necesitamos chicos y chicas competentes, pero competentes, para qué? Para desempeñar ocupaciones del mercado laboral, o competentes para desempeñar tus conocimientos, habilidades y actitudes en bien de una nueva sociedad más justa y humana.
Creo que en estos últimos años, de derroche, solo nos preocupamos por lo urgente y hemos perdido la pasión por lo verdaderamente importante, el poder dirigir nuestras propias vidas desde una opción justa.
Necesitamos cambiar el ritmo de nuestras escuelas y Universidades, que no solo se limiten a preparar para lo urgente y lo inmediato, y trabajen por una formación encaminada a lo importante, no solo encaminada a desempeñar tareas sino asumir con agallas la vida personal y la vida compartida de nuestro planeta tierra.
Un saludo

6 comentarios:

Cruz Diaz dijo...

Hola Vicente.

De acuerdo en lo que dices. Creo que se debe educar en la calle y en los espacios sociales, con nuestras palabras, con nuestro comportamiento, con nuestro ejemplo, que sepan que debemos pensar en los demas, antes que en nosotros, que las actitudes antisociales no conduce a nada y que vivir en sociedad es repetarnos y ayudarnos los unos a los otros. El camino es el ejemplo y la palabra clara, sin cortapisas, que sepan que estan equivocados y que deben rectificar su comportamiento por su bien y por el bien de los demas. Sobre ello, la educacion en el seno familiar es muy importante, la base de un positivo o negativo desarrollo social.

Un abrazo.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Así debe de ser, además la formación que se facilita a nuestr@s jóvenes muchas veces no sirve ni para lo inmediato; pues ahí está la evidencia de nuestro país que siendo la nación en las que más horas trabajamos somos en la que la hora trabajada es menos productiva. Eso ocurre por la distancia que el empresariado marca con respecto a sus trabajadores en los que sólo ve mano de obra barata y explotable, mentes acríticas. Es una pena que nuestro empresariado no sea como cierto empresariado europeo que confía en sus asalariados y les otorga participación activa en las decisiones empresariales.

Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

Andres de Pescueza dijo...

Tenemos un reto en la educación. Ahora con la implantación paulatina de la LOE se trabajará en alcanzar metas no de conocimientos sólo sino de capacidades. En Extremadura, estamos en pleno análisis y debate sobre un documento elaborado por la Consejería de Educación (www.educarex.es) y como dices hay que educar para que cada individuo se desarrolle teniendo en cuenta las ocho competencias básicas del curriculo. Para mi como docente que soy, la competencia básica fundamental es desenvolverse lo mejor posible en la sociedad en que vivimos. Desde hace treinta años he tratado de educar a mis alumnos y alumnas para la vida desde la vida, teniendo como referencia al entorno social de cada momento. Estoy de acuerdo con lo que dices, pero las actitudes y aptitudes de la familia y los docentes son la clave para que se pueda propiciar lo que dices.

Ruth dijo...

¡Buenas noches José!

Necesaria la educación, el sistema educativo y todo cuanto haga avanzar y prosperar al ser humano y a su entorno. Pero hay un factor también importante y es que podemos y debemos cambiar el actual sistema educativo, más viendo los resultados y que los chavales, los niños, no se forman como debería, pero hay un factor también imprescindible que primeramente la educación nace en el seno familiar.

Es algo que también debemos tener en cuenta, y muy presente,hay padres involucrados pero también los hay muy despreocupados, no sólo a la hora de preocuparse e involucrarse en la educación de sus hijos en el centro docente, sino que en el seno familiar hay ausentismo total.

Es primordial que en casa también vean y reciban un buen ejemplo, ya que va en complemento con la educación y el avance que pueda desarrollar en el centro docente.

No puedo ver sólo los fallos el una parte, sin antes observar y evaluarlo todo, y tristemente se que también los hay que vienen cojeando desde el seno familiar.

Un abrazote

Feliciano dijo...

Amigo Vicente,has tocado una tecla muy importante. La educación.
A la pregunta que planteas, de competente para qué... Yo diría que competente para ambas cosas. Para el mercado laboral y para la interacción social.
Para el mercado laboral, está claro que cada día hace falta más preparación para desenvolverse en este ambiente.
Para las relaciones sociales...no hay duda que se necesita de la educación, hasta para ir a tirar la basura y hacerlo correctamente y no ser un ceporro y decir: "yo no reciclo porque es una tontería".
Un saludo

Ruth dijo...

¡Buenos días!

Tienes una sorpresa esperándote en mi bitácora, cuando puedas pasas a recogerla:
http://lamiradaderuth.blogspot.com/2009/02/premio-symbelmine_27.html

Un abrazote