lunes, 19 de mayo de 2008

LA GESTIÓN DE UN AYUNTAMIENTO Y EL SIGNO POLÍTICO.

Después de leer el blog de Cruz y el comentario de Andrés, pensé en compartir mi reflexión.
Partiendo de mis ideas políticas, que todos conoce y de mi condición de defensor de las libertades y luchador por un mundo más justo. Quiero reflexionar sobre mi condición de Alcalde (servidor y gestor) de este Ayuntamiento de Pescueza y mi condición de socialista.
Desde el día que el pueblo de Pescueza me elige como su Representante, tengo presente sobre mi mesa en el Ayuntamiento, que todos los vecinos/as de este pequeño pueblo son iguales, nunca jamás gestionaré el Ayuntamiento para los de un único color político.
Creo y lucho por hacer política contando con todas las personas, y sobre todo en los pequeños pueblo, pues en nuestros pueblos todos somos necesarios, y entre todos tenemos que construir nuestro futuro, cada uno tiene que aportar su granito de arena, nuestra comunidad deber de ser una, sin dejar a nadie al margen, en este barco cabemos todos y la dirección de remar debe ser la misma para todos, buscando cada día un futuro mejor.
Por eso, el organizar tantas actividades comunitarias, participativas y llenas de cooperación, hace que nos una cada día un poquito y que los lazos de unión se fortalezcan.
La gestión de un Ayuntamiento nunca debe estar reñida con un signo político, pues entre todos aportamos y nos enriquecemos. Es cierto, que la diferencia de opiniones e ideas políticas deben ayudarnos a debatir y a confrontar las gestiones, pero nunca a dividir y hacer sufrir a un pueblo.
Un Saludo

2 comentarios:

Cruz dijo...

Coincidimos en todo, Vicente. Tenemos que abrir los postigos de la indiferencia tras los que se esconden muchas personas. ojala mis palabras y tus palabras y las palabras de Andres y nuestros deseos y los deseos de muchos, llegasen y tocasen el corazon de algunas personas de nuestro pueblo, les hiciese reflexionar y convencerse que la felicidad esta el abrazo colectivo, en el trabajo por los demas. Los egoismos solo nos llevan a la infelicidad. la verdadera satisfacción personal se produce cuando vemos el resultado de nuestro esfuerzo hacia un bienestar colectivo. Creamos en la utopía y luchemos por ella para hacerla realidad como el sueño de Martin Luther King.

Fernando dijo...

Mis mejores deseos. El pan de la unidad y el vino de la justicia.